Follow by Email

jueves, 19 de enero de 2012

La riqueza de las naciones. LIBRO I Capitulo 2

CAPITULO 2: del principio que da lugar a la división del trabajo

El hombre está continuamente necesitado de la ayuda de los demás para satisfacer todas sus necesidades y le será inutil esperar a que se la entregen de forma voluntaria y sin esperar nada a cambio. Es mucho más probable que consiga obtener algo si le ofrece un intercambio en el que se beneficien ambas partes.

“No es por la benevolencia del carnicero, del cervecero, o del panadero lo que nos procura nuestra cena, sino el cuidado que ponen ellos en su propio beneficio”.

Asi es como mediante el intercambio de productos da lugar a una división del trabajo en la que cada persona se especializa en la tarea que mejor desempeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario